Canal Sur, la cadena autonómica con más audiencia (también en la autonomía que más gente tiene) saca todos los años su famoso villancico “Navidad en Canal Sur”. Al parecer[1] todo empezó en 1994 cuando se escribió el villancico, fue escrito por César Cadaval (el de los morancos) y su hermano, fue muy popular en 2004 con un villancico especial interpretado por niños:

Y los villancicos… ya sabéis, se quedan y resuenan más que un éxito de Georgie Dann. Aquella promo fue un éxito y desde entonces es uno de los hitos más importantes cada año de la cadena andaluza en cuanto a promos:

  • 2005[2]
  • 2006 con Rosa López
  • 2007 con (¿cómo se llamaba este hombre?)
  • 2008 con Pasión Vega
  • 2009 con Pastora Soler y David de María
  • 2010 con participantes del reality “Se llama copla”

Pero claro, tanta popularidad al final trae cachondeito, la muestra en esta chirigota

Y ante la fama, el cachondeito, y el buen rollo que da la canción este año Canal Sur ha querido hacerlo distinto, y ha organizado un concurso para que seamos nosotros, los espectadores, los que hagamos el vídeo de la navidad. Para ello han puesto a disposición de todos varios archivos de estos villancicos en varias versiones distintas (con coro, sin coro, con vocalista, sin ella, marcha lenta, rápida, etc) y le han puesto un nombre llamativo y muy “facebookoero”: “Yo también canté el villancico de Canal Sur”

Los vídeos ya están subidos a Youtube, a mi me han llamado la atención estos:

Los virus

Estos humoristas, que actualmente trabajan en Giralda TV, interpretan el villancico con un poco de cachondeo

Pilar Bogado

Este es un vídeo muy llamativo por los bien realizado que está y la genial voz de esta chica. Hay que destacar lo bien que aprovecha las luces de los monumentos y “la hora mágica“, es decir, el atardecer.

Lorena María Fuentes

Un concepto visual simple, una pequeña escena familiar que al final descubre su amplitud en el que destacan los personajes, y sobre todo la voz de la chica.

Carmen Guzman

El vídeo empieza con una trolleada para nosotros, los orgullosos oyentes, que cuando vemos a alguien hablar esperamos escuchar algo. Luego el concepto es muy interesante, un videoclip para sordos, en el que a través del lenguaje de signos se puede seguir la letra del villancico. Y la voz también es muy bonita.

Por cierto, me encanta la navidad, de hecho la practico todos los días y me encanta que me la practiquen :D

Miguel A. Andujar

Una bonita voz masculina que le da un pequeño giro más al villancico, por un lado por la masculinidad, y por otro lado por las variaciones que introduce.

Belinda Bernal

Una chica con un gran vestido añade glamour al concurso, aparte las voces y la interpretación (el instrumental no es el original, supongo que lo han hecho ellos) y es bonito de ver.

Javier Hurtado

Aquí se ha colado el típico[3] que dice “ponemos chroma y luego en post-pro lo hacemos” pues no, el chroma no cubre todos los personajes, tiene arrugas (ergo sombras) y la cámara se mueve. Aparte de este fallo típico está muy bien realizado y destaco los planos cortos, el uso del ojo de pez y grandes angulares, que le da un aspecto rico rico. Además destacar la interpretación de la canción y el empeño que le pone la banda de música, “La banda de la tía Loles;)

Por cierto que, meterse con instrumentos brillantes en un chroma también es una putada, los instrumentos reflejan cosas, incluidas el color verde, y terminarían invisibilizándose al aplicar el chroma.

Colegio Huerta de la Cruz

Muy bien realizado, muy currado y super tierno por la cantidad de niños que lo hacen, que como sabéis es algo directamente proporcional. Hasta hay un niño que hace de cámara.

Por cierto, aquí también se coló el troll de la post-pro

Orquesta Sinfónica de Algeciras

Buena interpretación y buen vídeo, ¿Qué más quieres?

Por cierto, a ellos los veréis el sábado en ese programa especial, que me lo ha dicho un pajarito.

Footnotes    (↵ vuelve al texto)
  1. No tengo el dato exacto
  2. Vaaaale, no he encontrado el de 2005, no se siquiera si hubo
  3. En todas las producciones hay uno, os lo juro