Reformas en la Oficina

Sigo inmerso en eso a lo que el Estado Español llama emprendedor, aunque yo no me considero tal, realmente me veo como un cabezón que ha cogido un camino lo mismo que podía haber cogido otro. Pero dejemos de hablar de mi y mi idiotasincrasia. La cuestión es que para auto-reforzarme en mi cabezonería he querido…