La visita del papa

Esta semana hemos visto como hay gente a la que le gusta mucho que venga el Papa y otra mucha gente que odia que venga el Papa. Muchos me habéis preguntado estos días acerca de esto… ¿Queréis conocer mi opinión?

Primero hay unos factores a tener en cuenta:

1. Interés público

Lo primero que tenemos que ver para determinar si es algo legítimo la celebración en la vía pública de este evento es si esto responde a un interés público. Yo afirmo rotundamente que si, cuando más de un millón de personas que asisten a un evento hay que colgarle automágicamente la medallita de evento público y es, por tanto, lógico y normal que para su celebración se use la vía pública.

Aún así que sea grande no solo lo justifica, otros eventos como algunas manifestaciones de sectores minoritarios también entran en un interés público por el propio interés que suscita el conocimiento de determinadas cosas sobre los ciudadanos. Esto también se cumpliría puesto que muchos ciudadanos están interesados en la iglesia católica.

2. Beneficio económico

No me parece adecuado que muchos lo único que hagan sea sacar la calculadora para contar los euros. Tanto los que la sacan para decir todo lo que va a beneficiar económicamente la visita del papa como los que la sacan para decir todo lo que va a costar esta visita. Pensad en otro tipo de eventos: artísticos, culturales… hay muchos que, al contrario de lo que parece que va a ocurrir con la visita del papa, generan más gasto que beneficio económico. Para hacer cuentas hay que añadir muchos más elementos en la fórmula, no solo los leuros.

3. Ese dinero debía ir para los pobres

No estaría nada mal, pero anda que como nos pongamos así con todo… en un país que da un 0.7% (bueno, ni eso)

4. Un evento algo distinto

Pero lo que pasa con el Papa es que su evento es un poco distinto a los demás:

  • No cabe duda que mueve a mucha gente por toda la estructura de la que dispone la iglesia, lo cual convierte al evento en algo de interés público. Pero estos actos suelen lanzar consignas que van en contra de la propia constitución y nuestra legislación. Es como si invitáramos a un tío de fuera a nuestra comunidad de vecinos, le dijéramos que no fume dentro del edificio y se ponga a fumar mientras critica lo horteras que son nuestros felpudos y lo sucia que está la piscina. Es un uso dudoso del espacio público.
  • Viene diciendo (lo ha dicho varias veces) que trae la verdad, ¿Respetamos todas las religiones pero nosotros traemos la verdad?, que desfachatez.
  • Seguramente existirá un beneficio económico para todos, católicos y no católicos, pero ¿y otro tipo de beneficios? Los católicos tienen claro que obtendrán un alto beneficio espiritual, los no católicos tienen claro que no y mucha gente incluso cree que es perjudicial para la sociedad ese tipo de fanatismos religiosos y le molesta que haya gente tan absurda que vaya a ver a un chaman celebrando un acto de brujería en directo.
  • Vacío legal. Porque ¿qué administración Española podría afirmar que el dios católico no existe? Si esto se pudiera afirmar se podrían eliminar de un plumazo las jornadas de la juventud, el papa y los confesionarios de El Retiro. Pero algo así es propiamente anticonstitucional (libertad religiosa).
  • Según los fundamentos del catolicismo un acto así peca de falta de humildad[1], en el fondo el papa va a darse un baño de masas. ¿Pero quién narices es él para darse un baño de masas? ¡Si estuviera Jesucristo por lo menos!. En el momento en el que el papa tiene groupies (y las tiene) se está cubriendo de gloria con algo que no le corresponde, es dios a quien tienen que llamar las groupies no al papa. Es un error abismal de cojones pensar que una persona puede ser representante de un dios.
  • Además, a muchos Españoles nos cae gordo que un tío venga a adoctrinar a la peña.

In my opinion

Mi opinión es que, por suerte o por desgracia, por el momento se puede considerar acto de interés público y hay que tragar del mismo modo que ellos tragan cuando más de un millón de gays reivindican sus derechos (aunque en el caso del orgullo son 1millón de personas reivindicando un derecho, no 1millón de personas que adoran 1 persona que reivindica lo que le viene en gana supuestamente en nombre de alguien que nadie conoce y que no da la cara[2]). Asimismo hay que tragar con que no hay nadie que tenga huevos ni pruebas para decir que dios no existe, de modo que muchos humanos con naturaleza religiosa creen firmemente en este tipo de cosas y hay que dejarlos hacer su vida.

Pero por otro lado creo que es un evento que debe tener un carácter menos público por el simple hecho de que, actualmente, iglesia católica no es igual a religión católica y así lo reconoce mucha gente[3], y el propio acto va en contra de muchos principios de la religión católica: Adoración a símbolos (algo profano según el antiguo testamento, aquello del becerro de oro), falta de humildad (y es que para que el papa vea a todos los jóvenes van a tener que ponerle una imagen por satélite), dudoso representante (humano elegido por los humanos); De hecho es un acto de grandeza para el papa querer dar un conciertazo cada 3 años rodeado de masas en lugar de echarle gasolina al papamovil y dar muchos conciertos más chiquititos en diferentes sitios.

También lo normal es que vengan con las manos abiertas para agarrar por debajo y tocar los cojones en nuestros temas de: Política, LGTB y libertad sexual, lo mala ignorante y perdida que está la gente que no es católica, lo perjudicial que puede ser cualquier herramienta inventada en los últimos 150 años, y otros menesteres. Y no me sale de mis santos cojones (porque son santos, en serio) que alguien hablando en nombre de dios venga a dar sus opiniones personales sobre los políticos a los que nosotros votamos, las personas a las que nos follamos, como es la gente que no se ha unido a su secta, a insultar a las personas que se han dejado la piel inventando cosas nuevas para el desarrollo de la humanidad y a adoctrinar en cosas varias poniendo el lacito de «En el nombre de dios», recuerdo un mandamiento que decía «No usar el nombre de dios en vano».

Footnotes    (↵ vuelve al texto)

  1. Aunque Rouco Varela salió al paso de esto no recuerdo lo que dijo, pero en el fondo que eran daños colaterales de un evento de este tipo
  2. Algo así como el Doctor Claw en Inspector Gadget
  3. Aunque el papa haya dicho lo contrario, que si se es católico hay también que ser de la iglesia

Por Francisco Torres

Informático, Comunicador Audiovisual, Ecoguay, y Persona ¡Que más quieres!

1 Reply

  1. Llevas mucha razón. Es totalmente un baño de masa que se da como lo hacen los políticos o los cantantes.

    Si yo saliese a la calle y me pusiese a hablar sobre coches, por ejemplo, sin tener ni idea de automovilismo, la gente ni me oiría. O si de hecho salgo predicando la buena nueva que Dios me ha transmitido la noche pasada, incluso correría el riesgo de que me encerrasen en un hospital psiquiátrico tachándome de esquizofrénico.
    Entonces me pregunto yo, ¿Cómo es posible que una persona (y no solo el Papa, también otros miembros de la jerarquía eclesiástica) hablen sobre familia sin haber formado ellos una, hablen sobre el uso del condón, sin haber podido si quiera usarlo, hablen sobre el amor entre dos personas, cuando ellos solo pueden amar a Dios (que no es de carne y hueso, ni si quiera se sabe si existe)… y para colmo lo hagan aduciendo que son los «representantes de Dios en la tierra» que se suponen tienen «línea directa con él» y ya no es solamente que el «rebaño» oiga a su «pastor», si no que además ni siquiera se llegan plantear que los mensajes que le transmite Dios pueden ser un delirio esquizofrénico susceptible de ingreso psiquiátrico, o peor aún una artimaña y una estratagema para controlar a las masas?

    ¡Si es que clama al cielo! Que quieran revestir un acto económico (fijémonos en el merchandising que ha suscitado el evento…) con la excusa de Dios y la religiosidad.

    Y es que parece ser, que por ser España un país democrático donde todo el mundo tiene derecho a opinar libremente (y a veces de una manera tan rotunda que pareciese una verdad absoluta) sobre cualquier tema sin necesidad de saber sobre él… como qué es o no una familia, cuando se debe de usar o no el preservativo… En vez de cada uno preocuparse por transmitir opiniones al público sobre el campo de estudio del que más sabe y se ocupa (por si queda dudas el del Papa es, o debería ser Dios y la fe en él), se nos hubiese olvidado aquel proverbio que escribió Machado que decía:

    «¿Dices que nada se crea?
    ALAFARERO A TUS CACHARROS.
    Haz tu copa y no te importe
    si no puedes hacer barro.»

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.